Conectarse

Recuperar mi contraseña

Noticias
Entrega de premios evento: ¿Has visto unos murcielagos?
00.00 Leer más

Nuevo numero de nuestra chismosa favorita: "Gossip Queen: #02"
Leer más En curso

Búsqueda de Staff
Clic aqui En curso

Busqueda de Consejo Estudiantil
Leer más En curso

Busqueda de lideres de fraternidades
Leer más En curso
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 48 el Dom Jul 16, 2017 9:27 pm.
Últimos temas
» Edurnen chronicles - afiliación elite
Vie Dic 02, 2016 1:02 pm por Invitado

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Élite]
Lun Nov 28, 2016 8:15 pm por Invitado

» Shades of Talis ♚ Afilición Élite
Lun Nov 28, 2016 11:33 am por Invitado

» No es un adios, es un hasta pronto
Lun Nov 28, 2016 1:41 am por Sasha Lukyanova

» ¡1, 2, 3... 10~ beso!
Dom Nov 27, 2016 8:46 am por Sasher Sénnikov

» I'm not fine and you? {Free}
Dom Nov 27, 2016 12:43 am por Dion kyrios

» Reglas Generales
Sáb Nov 26, 2016 6:18 am por Amara Collen

» Registro de Físicos
Sáb Nov 26, 2016 1:13 am por Sasha Lukyanova

» Registro de Apellidos
Sáb Nov 26, 2016 1:04 am por Sasha Lukyanova

El Staff

Nombre Apellido
Cargo Ocupado
Contáctame
Nombre Apellido
Cargo Ocupado
Contáctame
Nombre Apellido
Cargo Ocupado
Contáctame
Nombre Apellido
Cargo Ocupado
Contáctame
Nombre Apellido
Cargo Ocupado
Contáctame
Nombre Apellido
Cargo Ocupado
Contáctame
Ganador evento

AFILIADOS HERMANOS
[4/8]

Crear foroCrear foro
AFILIADOS ÉLITE - 33/72
One Piece LegacyBálderook University photo untitled45.pngAcademia LegacyLacim Tenebris photo untitled45.pngLost Soul
KOULET CITY
Última limpieza: 11/11/2016

I'm not fine and you? {Free}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm not fine and you? {Free}

Mensaje por Irisa Jeresavic el Dom Sep 18, 2016 6:20 am

Sin duda alguna la vida de un profesor nunca es algo sencillo y aquella dama rusa podía dar fe de ese hecho desde hace varios años, su gusto desarrollado a causa de su difunto prometido era lo único que le hacía seguir ejerciendo aquella profesión, de no ser por aquello, seguramente aquella fémina tendría tiempo que habría dejado ese estilo de vida “decente” para enfocarse y proseguir con su vida más “mundana” o mejor dicho, aquella vida que en su momento le había llenado de más lujos y riquezas que cualquiera envidiaría, el acostarse con hombres muy adinerados y fáciles de estafar, si bien la dama rusa tenía años que lo había dejado de hacer por un motivo en concreto, ahora no había nada que le impidiera el no volver a hacerlo, eso de no ser por volverse a considerar una virgen “inexperta” por tanto tiempo sin estar sin sexo.

A fin de cuentas, en aquel día soleado y despejado, la cafetería se encontraba vacía, ¿el motivo?, la hora del almuerzo ya había terminado, la fémina exuberante que lograba captar la atención de más de uno de los estudiantes masculinos de sus clases por los motivos equivocados, daban fe que aquella mujer madura era justamente el tipo con el que podrían tener todo tipo de diversión, y problema te así sería de no ser porque a ella no le gustaba involucrarse con menores y pasaba de los pubertos de los que durante toda la hora del almuerzo había estado calificando los exámenes, que solamente las chicas había acreditado mientras que los chicos habían reprobado sin acertar siquiera una sola respuesta correcta -… ¿ cómo puede haber tanto alumno incompetente en esta academia?- Estaba realmente disgustada, aquella dama se encontraba con un poco de comida y bebida sobre la mesa de la cafetería, eso y la gran pila de exámenes siendo plisados por su bolso para que estos no salieran volando.

De un momento a otro y con el disgusto impreso por todo el rostro, un pequeño grupo de como tres o cuatro trabajadoras de la academia llegaban a la cafetería, aquellas chicas que estaban rondando los 30 y se quejaban de las infidelidades de sus parejas.

Un bufido no claro disgusto salió de aquellos finos labios tintados de carmín al escuchar tantas quejas sin sentido cuando de peor humor se encontraba. -Estamos en una maldita academia, no es un bar para que comiencen a hablar de sus penas y pesares como lo haría cualquier mujer ebria en una cantera.- En parte aquella dama tenía razón, aunque con notoria facilidad uno podría ver que lo que realmente quería, era callar a aquellas mujeres escandalosas las cuales tomaban muy a mal sus palabras, pero si lo pensabas tranquilamente, la exuberante rubia tenía mucha razón, quejarse de aquel modo cuando algún alumno podría tener alguna hora libre e ir a la cafetería por comida o alguna bebida y toparse con aquel tipo de platica, estaba completamente fuera de lugar la plática de aquellas empleadas de la academia y si había algo que Irisa siempre tenía muy en claro era diferenciar lo profesional de lo personal y aquellas mujeres estaban mezclando todo y eso solo le creaba más disgusto.
avatar
Irisa Jeresavic
Profesores
Profesores

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/06/2016
Localización : Donde sea que hayan lujos, ahí estaré

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not fine and you? {Free}

Mensaje por Dion kyrios el Dom Nov 27, 2016 12:43 am

Pero que día tan peculiar era. Dion había amanecido de un mejor humor, debido probablemente a que hace días que no aparecen en sus sueños aquella pesadilla que lo atormenta desde hace algunos años, cuando ocurrió su gran tragedia. Volver a dormir sin temor a las pesadillas iba a significar que algo peculiar podría pasarle el día de hoy, estaría más atento a los acontecimientos que le sucedan camino al trabajo, en el trabajo y saliendo.

El cielo parecía simpatizar con él, dando el sol en todo su esplendor sin la amenaza de nubes. Las flores estaban encantadas con aquel gran baño de sol, es lo que pensaba mientras le daba forma a los arbustos de la entrada principal; era la tarea del día de hoy, muy sencilla de realizar sin tanto esfuerzo físico pero debido al clima después del medio día estaba acalorado. Terminando su sección decidió tomar un descanso: para recuperar energía, estar en la sombra, hidratarse ¿Qué mejor lugar para hacer todo eso que la cafeteria de la escuela? A esa hora no había problema alguno de que entrara. Los alumnos tuvieron su hora del almuerzo hace más de 15 minutos, ahora estarían en clases, o eso se supone, los que son rebeldes y se saltan las clases no perderían el tiempo en un lugar tan público y aburrido como la cafetería, que además siempre tenía a alguien del personal que podría reportar a cualquier niño revoltoso.

Llegando a la cafeteria notó que habían más personas, no le molestaba tener compañia y menos de aquel grupo de trabajadoras con las cuales a veces tonteaba, se había hecho un buen amigo de ellas casi al instante. Estaba a punto de saludarlas cuando otra voz ajena al grupo se escuchó por toda la cafeteria. Se trataba de una voz femenina. Se podía notar que la mujer dueña de esa voz estaba molesta y lo dedujo no solo por el tono que utilize, también por las palabras que era dirigidas claramente a las demás mujeres. Todos tuvieron la misma reacción: Sorpresa. A diferencia del grupo de trabajadoras Dion se lo tomó con mucha gracia. Ahora en el ambiente se podía sentir la hostilidad y el jardinero debía de eliminar aquel ambiente hostil así que se dirigió al grupo de chicas que no pareció percatarse de su prescencia pues la confusión podía percatarse en su rostro cuando Dion las saludo con aquella energía característica en él, como si no hubiera escuchado el comentario de la señorita con el cabello rubio-Hey bellas ¡Que sorpresa encontarlas en la cafetería de los alumnos!- Comenzó a decir poniéndose enfrente de ellas para evitar que pudieran observar claramente a la persona que se quejó. Ellas aún se notaban molestas, incluso dos de ellas miraron por encima del hombro de Dion-¿Ya están comenzando la plática de lo que les ocurrió el fin de semana? ¡No deberían de hacer eso! Se les acabará pronto los temas de conversación cuando vayamos al restaurante-bar que está cerca de aqui. Digamos ¿Hoy después de la hora del trabajo?- Al escuchar la invitación parecía ser que sonaba más interesante esa invitación.

-¿Y tú pagarás la cuenta de todas nosotras?- Preguntó con voz dulce la chica que se quejaba de encontrar mensajes insinuantes en el celular de su marido con otra mujer. Dion asintió enseguida.

-Claro, por eso las estoy invitando. Se ve que tuvieron un fin de semana pesado así que para alegrar la semana una buena comida y un buen vino encontenta el alma-Les guiño el ojo. Todas dieron una pequeña risita, fue ahí donde la hostilidad desapareció, incluso él podía apostar a que se les había olvidado el comentario de la profesora-Pero deberán de guardar todas las penas hasta que llege esa hora, yo con gusto las escucharé a todas ¿De acuerdo?-Las cuatro asintieron- Entonces ya vayan a trabajar, yo pasaré por ustedes cuando terminen su turno.

-Dion por eso nos encanta salir contigo, siempre pagando las salidas. Aun no entendemos como puedes estar sin pareja-Comentó otra chica mientras daba un paso hacia el jardinero estirando la mano para quitarle unas pequeñas hojas que se le quedaron en el cabello. Dion ahora se quedó callado observando como se iban del lugar, volviendo a platicar pero esta vez de lo que pensaban pedir de comida después de su jornada.

Estando ya solos la profesora y él volteó a verla con una mirada tranquila, la observó por unos segundos para después caminar hacia la barra de comida entablando conversación con la encargada de la cocina, esta vez la platica duró menos tiempo, con más risas la encargada le dio una refresco frío y dos paquetes de galletas. Se despidió y en vez de dirigirse a la salida se sentó al lado de la profesora- Pero que día tan ajetreado ¿Verdad?- Comenzó a platicar, como si ellos fueran muy buenos amigos desde hace mucho tiempo. Estiró la mano para ofrecerle uno de los paquetes- Cuando abras el paquete te llevarás una sorpresa, ¡Solo hay una galleta! Pero esta tan grande que con una basta para llenar el paquete- Dijo con algo de entusiasmo comenzando a abrir su galleta y darle una gran mordida. Su expresión cambió a una más compasiva- Disculpa a las chicas de hace rato. Son buenas personas, algo escandalosas y chismosas pero buenas a fin y al cabo, aún les falta desarrollar la prudencia- Dijo sin dejar de verle el rostro pues ella parecía claramente no tener un buen día- Y además me dolería si te dieran una multa por maldecir…Cuando empecé a trabajar no sabía que las palabras inapropiadas estaban prohibidas así que maldecía tanto al principio y se cansaron de darme advertencias que me multaron más de una vez- Ahora hizo un gesto de dolor recordando todo lo que tuvo que pagar para que se le quitara esa mala costumbre de decir groseriás.


avatar
Dion kyrios
Trabajadores
Trabajadores

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 24/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.